sábado, 17 de mayo de 2014

26 ejemplos de packaging

¿Qué es es el packaging? En su definición más estricta vendría a ser  la ciencia, el arte y la tecnología de inclusión o protección de productos para la distribución, el almacenaje, la venta, y el empleo. Como diseñadores, creativos y publicitarios debemos considerar que el packaging tiene como objetivo primario de atraer la atención de los clientes y ser la principal ventana de comunicación hacia el consumidor. La presentación de un producto es fundamental, tanto, que puede determinar que el producto sea un éxito… o un fracaso. Por mucha publicidad que haga, y por mucho que su producto sea superior, el consumidor decide qué compra cuando está delante del producto, y en ese momento lo único que ve es la etiqueta, la caja, el envase con que lo presenta.

Lo quieran admitir o no las marcas, lo cierto es que el packaging es un ingrediente “marketero” absolutamente vital. Las estanterías de los supermercados están plagadas de marcas a las que no les basta el precio o la calidad para meterse en el bolsillo al cliente.
Para provocar “flechazos” en el consumidor en el punto de venta hay que apostar a veces por algo tan fácil, y tan complejo, como la belleza del exterior, es decir, del packaging.
Los productos que se “visten” con estilo tienen muchas más probabilidades de llegar al corazón del cliente que aquellos que optan por “ropajes” estándar.
La clave está en hacerse notar y gritar a los cuatro vientos “cómprame”. Inspiration Feed recoge a continuación varios ejemplos de packaging que han logrado hacer suyo este grito de guerra:




























No hay comentarios:

Publicar un comentario